jueves, 30 de agosto de 2007

Ojos de gata

Como todo el mundo sabe, la historia de esta canción es, al mismo tiempo, la historia de dos canciones. Pero es también una historia escrita a medias: hay hechos (comprobables, y ratificados por los implicados) y hay sospechas (que quizá no dejan muy bien a una de las partes que actúan en este conflicto).

Los hechos son los siguientes. Estamos a principios de 1991, y Enrique y su road-mánager, Pedro Rodríguez Almeida, están en un bar -el Bwana-, y allí coinciden con Joaquín Sabina. Enrique y Sabina se tratan mucho por aquel entonces (y seguirán tratándose después, a pesar del embrollo que está a punto de desencadenarse). Es entonces cuando Enrique (inmerso en el proceso de composición de lo que después será el álbum "Adiós tristeza") le pregunta al de Úbeda si no tendrá por ahí algún material que él pueda utilizar, porque anda escaso de ideas. Sabina le enseña un papelito con dos estrofas medio garrapateadas, y Enrique se lo queda. Cuando dejan el bar (y según el road mánager, en el mismo taxi que lo lleva a casa) termina la letra completa de la canción que después titulará "Ojos de gata".

Se supone que Sabina, mientras tanto (y sin saber que Enrique ha completado esa letra y hasta le ha puesto música, y la piensa incluir en su próximo álbum), hace lo propio con lo que al principio sólo eran dos estrofas y que termina siendo otra canción, ésta titulada "Y nos dieron las diez". Es entonces cuando Enrique llama a Sabina y le explica todo lo que ha ocurrido, y Sabina, atónito, le cuenta que él también utilizó esa letra, aunque de todas formas (dice Sabina al principio) no hay mayor problema porque no piensa incluirla en su próximo disco, que se va a titular "Física y Química". Después cambia de idea y llama a Enrique para comunicárselo: sí que irá en el disco, pero no será single (lo que tranquiliza bastante a Los Secretos, con el disco ya en prensas, y con "Ojos de gata" previsto como single para octubre/noviembre de 1992). Enrique lleva entonces (según Joaquín Torres, productor de "Adiós tristeza") a casa de Sabina una grabación de su canción, y vuelve contándole al resto de los del grupo que le ha encantado y que "la ha escuchado y ha dicho que él ya no saca su versión, que la deja ahí aparcada".

Aquí es donde empiezan las contradicciones: Álvaro Urquijo afirma que la primera vez que Joaquín Sabina escuchó "Ojos de gata" fue el 29 de noviembre, en Gran Canaria, en un festival pro referédum del Sáhara Occidental donde coincidieron Los Secretos y él.

El caso es que en abril de ese mismo año apareció por fin "Física y química", y el primer single era "Y nos dieron las diez". Pero no sólo eso: la música (que ni Enrique ni Álvaro ni nadie habían podido escuchar hasta entonces) recordaba bastante a la de "Ojos de Gata". Los créditos del disco de Los Secretos atribuían, como es lógico, la canción a Enrique Urquijo y Joaquín Sabina, pero los de "Física y Química" sólo reconocían a Joaquín Sabina como autor de música y letra. Y es que tratándose de "Y nos dieron las diez" eran muchos royalties los que estaban en juego (ya que era una canción nacida así, al alimón, y sin premeditación por ninguna de las partes... ¿no hubiera sido lo más elegante firmar la co-autoría en los dos temas y repartirse el mérito y los réditos por igual?)

Miguel A. Bargueño corrobora en su libro que "esa serie de malos entendidos hicieron que Enrique se sintiera bastante incómodo y a punto estuvieron de derribar la amistad que les unía". Aunque para Sabina, el asunto no tuvo tánta importancia: "Mucha gente, de tanto hijo de puta que hay, pensaba que alguien le había robado algo a alguien".

Todavía más inquietante -si es que estamos hablando de un supuesto plagio de Sabina sobre la primera versión musical de Enrique- es el hecho de que, clarísimamente, la melodía de "Ojos de gata" se basa en la de "Drug store truck driving man" (la versión más conocida -que podeis escuchar abajo- es la de Joan Baez, aunque también hay otra de Gram Parsons, autor por el que Enrique sentía tal devoción que casi todo el LP "El primer cruce" parece concebido como un homenaje a él). ¿Hasta qué punto estaba -está- familiarizado Sabina con el universo country-rock y la música de los Flying Burrito y compañía? (más bien poco, me atrevería yo a demostrar: no sólo porque Sabina ha sido siempre más un letrista que un músico -sus cancionmes, musicalmente hablando, sólo empezaron a coger cierta altura después de asociarse con De Diego & Varona como autores) ¿Hasta qué punto era capaz de Sabina de componer una canción a lo Gram Parsons? ¿Y no es mucha casualidad que la música original de Enrique Urquijo fuera precisamente por estos mismos derroteros?

Aquí teneis Drug Store Truck Driving Man (versión Joan Baez), por si queréis comparar...



Hay un dato curioso, o una especie de epílogo a esta extraña historia de parecidos más que razonables, y es que un tiempo después, cuando Sabina - y aquí es donde podemos conjeturar si se sentía culpable, o lo hizo simplemente para limar asperezas, o porque le vino en gana y nada más- le dio a Enrique una letra completa para que le pusiera música y pudieran firmarla entre los dos, a medias, él se desentendió por completo del asunto. Fue su hermano Álvaro quien recogió el testigo y rubricó (en el siguiente disco de Sabina, "Esta boca es mía", de 1994) la conocidísima "Por el bulevar de los sueños rotos".

Hechos y conjeturas. Y aquí las dos canciones: que cada cual compare y saque sus propias conclusiones.


Los Secretos: "Ojos de Gata"




Joaquín Sabina: "Y nos dieron las diez"

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, estoy leyendo las explicaciones de las canciones y esta realmente bien, gracias por ello, pero... he de corregirte una cosa respecto a el bulevar de los sueños rotos, y lo explico tal como me lo explico a mi alvaro urquijo.
Sabina le da a enrique una letra de una cancion para chavela vargas, conocedor de que a enrique le gustaban las rancheras, porque esa cancion, la idea de sabina era de hacer una ranchera, el caso esque con los dias, alvaro encuentra una hoja con una letra en el bolsillo de una chaqueta de enrique, alvaro reconoce la letra de sabina, hace la musica y llama a su hermano para saber de donde habia sacado la letra, ambos grabaron por separado con la banda una especie de maqueta de cada una de las versiones, dice alvaro que cuando enrique escucho su version de "por el bulevar..." dijo que era mejor enviar la version de alvaro. El caso es que cuando alvaro llama a Pancho varona para decirle que tienen la musica, este le dice que las bases de la cancion estan grabadas y que la musica la habian echo, varona sabina y de diego, pero que la traiga para escucharla. Comenta el propio varona en el coleccionable de el pais, que cuando escucharon el tema, entendieron que tenian que grabar la version de alvaro.

Esa es la version que me conto Alvaro y que Varona reconoce como cierta.


Un abrazo

Blanca dijo...

Enrique era una alma noble y sensible, Sabina va de chulo. Ambos me gustan como artistas, cada uno en su registro. Pero tu artículo confirma todo lo que ya sospechaba, habiendo seguido la trayectoria de ambos desde el comienzo.
Era previsible...
Y prefiero la versión de Los Secretos para ambas canciones.
Gracias por el blog y por la información.

Angork dijo...

Bueno la verdad es que aunque no me extraña la coincidencia de dos mentes, sean artísticas o no, me parece que si al final se pretende bajar la calidad de Sabina aduciendo que no es músico y solo letrista, pues no me meto en lo de músico pero Joaquin es más que un letrista, es un poeta y, sí, un chulo, pero un chulo con corazón que no plagiaría, no tiene necesidad, a otro ni la música ni la letra, son cosas que pasan y seguirán pasando. Yo hasta ahora escucho a los secretos y me parecen bien, bueno no quiero meterme en honduras por acá pero me gusta más Sabina, a Ojos de gata, le hace falta esa chulería de Sabina y queda como un lamento lejano, quizás eso quiso su autor, lo que lo diferencia de "y nos dieron las diez". En cuanto a Baez, y Gram Parsons, aunque no creas y a pesar de que se define como alguien del siglo XVI, Sabina conoce más de lo que dice y hace

Anónimo dijo...

Os olvidáis de otra canción de Sabina tocada por los Secretos: "Por el Túnel"